12 abr. 2011

arduo

Cuesta tanto a veces, desnudar una palabra. Arrugarla, quitarle los tonos y los ritmos, deshilacharla. Abandonar el revoltijo de hilos, sentarse y esperar a que renazca con algún sentido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

abulia

Despierta, deambulando entre las sábanas bebiéndome el silencio con la memoria repleta de tatuajes un rayo de polvo luminoso se instala entr...