Follow by Email

Páginas

25 sept. 2012

perdón por el silencio


Cómo regodearse en palabras bonitas
si de éste lado y al otro
nos desmenuzan
cómo empaparnos del sonido
de estorninos que emigran
y hojas que invitan a jugar sobre ellas
mientras se escurre de la piel
el agua de las últimas olas
si suenan las sirenas de los cobardes
si  nos asfixian: el miedo de los déspotas
y el maloliente ego de la demagogia.