11 jun. 2015

rehén


Hoy el único enemigo es el deseo
las ganas feroces de arrastrarle
desde esa cordillera de afonía
hasta estas grutas
que han pasado de oscuras a encarnadas
embeberlo en los destilados más secretos
planear bajo el ala de sus resuellos
y  perdernos en  un archipiélago tan  extraño
como estos silencios que se amontonan.

abulia

Despierta, deambulando entre las sábanas bebiéndome el silencio con la memoria repleta de tatuajes un rayo de polvo luminoso se instala entr...