Follow by Email

Páginas

18 abr. 2016

pobres

Ha sido un tiempo de luna, de esperar que salga rellena a blanquear los campos, que calme a  las cigarras y a los grillos, que nos apacigüe los deseos inoportunos, que ilumine los miedos imprecisos. Un tiempo de querer viajar hacia arriba, muy alto, allá donde habita el silencio.
Y este, era el lugar donde habitaban las musas, así lo he dejado y al regresar solo he vibrado neurosis. Las musas han huido, los isleños se han vuelto pobres, sólo les queda el ego y el ansia de dinero.