Follow by Email

Páginas

15 nov. 2016

granizo

Desoladas las calles y una playa imposible
maltrecho el corazón
destila versos en una lengua vecina y ajena
los ojos han quedado al descubierto
ni siquiera las ausencias están  visibles
cansancio y desamor
un cóctel agrio
las mentiras parecen flotar a la deriva
no hay reserva de lágrimas
para las tristezas venideras
desmesurado caudal de pesadumbre
suena la música secreta del dolor
la vida es siempre una mala elección
las almas se estiran y se encogen
a voluntad de no se sabe quien.



18 sept. 2016

happy birthday

Te despiertas creyendo que has perdido tus mejores gafas de lectura y piensas en la energía malgastada.  Cuántas veces te has desesperado al suponer que has perdido el pasaporte justo en la víspera de un viaje, cuántas el dinero, un documento importante, las llaves, y hablando de ellas cuántas has salido de casa dejando la llave dentro.
Basta ya, hoy no vas a pensar en eso, hoy es tu cumple y te lo pasarás bien vayas donde vayas, caminarás sobre un suelo de espuma y sonreirás con cara de felizcumple. Te pondrás un vestido rojo y saldrás a dar un paseo por el puerto. Has comprado una botella del rioja que te encanta y la has puesto un rato en la nevera para que al momento de beberla esté en los 18º sugeridos por los sabios.
Sales a la calle y bajas hasta el muelle, por suerte hay poca gente. Subes al mirador y te fumas el cigarrito anual mientras esperas que la luna aparezca detrás de esa nube. Hablas un rato con ella aunque no se deja ver mucho. Das una vuelta buscando algún rinconcito donde beberte una clara, fin de semana, todo lleno de grupos y los que te gustan están cerrando porque son sitios de tapas. Pasas frente al bar de Peter y lo ves sonriendo al lado de un camarero.
Hoy entras porque el momento es propicio, además de tu cumpleaños. Él se muestra encantado de verte y encantador como siempre, le das dos besos, después de trepar a un zócalo, la barra es alta, tú bajita, te coge la mano y dice que le encantaría una sesión, lo miras con amor, le dices cuando tú quieras, eso le gusta, te vuelve a coger la mano, no aceptas beber nada, cortas el clima, le hablas de bueyes perdidos, él te sigue el tren, antes de irte le coges tú la  mano. Sí, claro que hay química, lo compruebas  siempre durante los 60 minutos que dura cada sesión. Bueno, le has dejado claro que él también te gusta a ti. Es bastante, para lo mema que eres en este tipo de situaciones, no le dices que es tu cumple ni que tienes ganas de festejo.
En casa te preparas un montadito de aguacate y queso de cabra semi curado, sobre un pan con aceitunas y te sirves una copa del rioja. Trabajas un rato en el libro que te han encargado, piensas en la luna que no se ha dejado ver casi. Te tumbas en la cama, Peter y tú, enganchados al el atrapasueños.


14 jun. 2016

de nada

Al final de la calle
la bolsa está vacía
hubo que andar mucho
para llegar a la nada
ya está hecho, aquí está
la nada original, inexpugnable
cualquier pasión acaba en ella
los principios más sólidos
los amores más tórridos
un espacio infinito
donde no hay sitio para emoción 
acción o pensamiento
porque todo lo ocupa la gran nada
la que nos ha lanzado a esta vida
donde aterrizamos sin memoria
y aprendemos unas cuantas mentiras
que serán nuestro mapa de ruta.



18 abr. 2016

pobres

Ha sido un tiempo de luna, de esperar que salga rellena a blanquear los campos, que calme a  las cigarras y a los grillos, que nos apacigüe los deseos inoportunos, que ilumine los miedos imprecisos. Un tiempo de querer viajar hacia arriba, muy alto, allá donde habita el silencio.
Y este, era el lugar donde habitaban las musas, así lo he dejado y al regresar solo he vibrado neurosis. Las musas han huido, los isleños se han vuelto pobres, sólo les queda el ego y el ansia de dinero.




22 ene. 2016

cruces

El pueblo tiene, entre sus tantas cosas, instantes congelados que en un momento comienzan a moverse en círculos.
Desde el autobús veo charlar en una esquina a dos de mis ex amantes, tal vez ignoran que han compartido fluidos con la misma persona, uno es mucho más joven que otro, creo la vida ha sido amable con ambos. Una historia pasional y una tibia.
Al principio no se me cruza ningún recuerdo especial de ellos, hasta que de a poco comienzan a  aflorar. Los dos han nacido en septiembre, son tenaces y pacíficos. El mayor, Charly, moría de amor por mí, iba por ahí diciendo que éramos novios,  luego yo me encargaba de negarlo rotundamente y sólo accedía a verlo de noche, aún así, estuvimos enrollados más de dos años. El otro me tomó de madre sustituta y venía cada tanto a cobijarse bajo mi ala, o tal vez fue al revés  y lo he tomado de hijo sustituto cuando el mío se fue a pasar unas largas vacaciones con su padre a Brasil. Fue la primera vez que el niño pasó tanto tiempo fuera de casa,  entonces apareció el guapísimo míster X y se instaló un par de semanas en mi habitación, me ayudó a pintar las paredes, íbamos a la playa, fumábamos y a veces salíamos al pub. Una historia de verano. 
Buenos chicos los dos, me encanta verlos juntos, seguramente hablan de la campaña electoral.  
Con los años,  míster X ha aprendido a mirarme el alma, en cambio Charly sigue mirándome el culo, que es lo único en mi superficie, inalterable ante el paso del tiempo.        

25 oct. 2015

viral


Me  anduve perdiendo, creo
entre tantos reencuentros
entre tanto vestigio emocional
saturados los oídos
de canciones demasiado escuchadas
confundidos los pies 
por calles que llaman a transitarlas
siempre de igual forma
dejando una huella leve y persistente
A veces no sé quién es la que camina
quién está al mando
de los recuerdos que tal vez
ni siquiera sean recuerdos
quién se sofoca
con el  ahogo que provocan los destiempos
los espectros que viven abrazando ausencias
amasando nostalgias que se descuelgan de los árboles
quién será esa
que tiembla de frío en medio de la bruma.

19 ago. 2015

virtual

Tu palabra me llega a través del deseo
transformada en mi nombre
podrías nombrar a otra
pero es mi nombre el que se gesta en tu pecho
se compone en tu garganta
y tu lengua lo dibuja
antes de atravesarme
Podrías nombrar a otra
pero es mi nombre el que gira
en la espiral de tus ganas
y  es mi sexo el que recibe tu promesa.


9 ago. 2015

dharma

Mis días están abiertos
las mañanas despejadas y las tardes pródigas
no afino con la neurosis del mundo
me permito gozar
y no me importa nada
la simpatía que genera la tristeza
No me conmueven los que eligen
hacer un drama de su vida
simplemente por no alejarse de los lugares comunes
me aburre el camino del dolor
hay cosas mejores que sufrir
me aburren los neuróticos
los poetas malditos
los amantes tortuosos
por mi pueden irse todos a la mierda
y quedarse allí
en su pequeño infierno egoico.


24 jul. 2015

amén

Me asquea esa vida
que se exhibe a mi paso
de artilugios y vergüenzas
del imperio de terror
y la amenaza de la escasez
Tiemblo ante a las vidas de los indefensos
ante el veneno de los heroicos sin consciencia
de la opulencia del fútbol y sus estrellas de plástico
de la obscenidad de la injusticia
y lo que más me asquea
es el mundillo de iglesias decadentes
de fanáticos dormidos
y dogmas empalagosos.



10 jul. 2015

zoo

Entré a la cala por las rocas, metí un pie en el agua, apoyándolo en una piedra cubierta de anémonas con intención de lanzarme a nadar, pero algo me cogió el pie y se enlazó en mi tobillo, un pulpo que no parecía querer soltarme, me miraba con los ojos bien abiertos y aparentaba sonreírme, simpático. Me quedé un rato sintiendo el abrazo de los tentáculos hasta que nos despedimos antes del chapuzón.
La única hamaca libre, estaba encerrada entre un par de sombrillas, muy cerca de  una pareja tumbada sobre dos toallas, Necesitaba leer mientras trabajaba, por lo cual me senté ahí. Él estaba en plan relax total, recién se conocían, tal vez habían ligado el día anterior, ella resonaba como una cotorra en constante cacareo, mientras me acomodaba y cogía el libro y las gafas, me enteré del pleito con su ex marido por el piso donde vivían y que por supuesto ella defendió a cal y canto, habló de los entresijos de su hipoteca, de la estafa emocional sufrida durante años, de cuanto paga de luz según que mes, del tironeo de ambos padres por el niño. Todo esto se lo contaba a diez centímetros entre una cara y la otra, sentada en la toalla de al lado, inclinándose un poco sobre él, que mantenía los ojos cerrados la mayor parte del tiempo, quizás para no marearse con tanto ademán o tal vez intentaba dormir. A ella le daba igual, no podía dejar de escucharse.
Al cabo de un rato seguía sin poder concentrarme, el ruido era perforador, se me escapó un joder un poco alto, ambos me miraron durante medio segundo, ella siguió. En un momento, en que paró para respirar, él quiso abrazarla intentando atraerla hacia su toalla, pero ella rehuía el abrazo, dijo no cuando él mencionó la palabra cariño, que... no estoy yo mucho para eso, y continuó con una retahíla  de medidas preventivas para no engancharse con nadie, que no tenía tiempo. Él insistió, que si unos mimos nos vienen bien a todos para relajarnos, cerré el libro y me metí de lleno en el cuadro de las toallas. El chico no estaba mal, la cabeza rapada le daba un toque intelectual, hablaba en un tono agradable, con acento rioplatense
Me deja perpleja pensar cómo semejante cacatúa había ligado con un tío aparentemente potable y ansioso de mimos. Y yo, que llevo en mí a un hada grácil y sensual, no ligo nada mejor que un pulpo y cuando lo hago, son raros ejemplares que no están en plan de pasarla bien, sino de guarecerse bajo la protección de la doctora amor y llorar sus desventuras. Me sentí hermanada con él, al parecer, los dos buscamos el disfrute por análogos senderos errados. Ambos pagamos un rato de sexo con interminables horas oreja. Se me ocurrió que si nuestras miradas se cruzaban otra vez, podría encontrar la manera de sugerirle que dejar a su disonante compañera e invitarme a mimos, prometía ser divertido. Él intentó hablar de la luna llena, un lunático, como yo misma, un alma gemela. Lo amé, amé su rostro inexpresivo y su hambre de contacto humano; su deseo, su impulso de arrancarle caricias a la vida, eran también míos. El sexo impera bajo el sol de julio, ese tío y yo rezumamos sexo, sus feromonas y las mías eran un todo. Empecé a hiperventilar, el aire se me atragantaba en algún sitio, pensé en el amante distante que en algún momento de su día, me desea, me mudé a la dimensión de nuestros furiosos encuentros. Si este calvo intenso me mirara.
Pero no volvió a mirarme, a pesar de estar en frecuencias acordes, su ser discurría entre intentar dormir o convencerla de que calle y se pegue a él.

Ahora, si todos somos un fractal de un todo infinito ¿en que recónditas memorias de otras vidas, mora la pájara que también es parte de mí? ¿Qué podía hermanarme con ella? A cuántos cerebros habrá calcinado esa parte, en otro tiempo?

11 jun. 2015

rehén


Hoy el único enemigo es el deseo
las ganas feroces de arrastrarle
desde esa cordillera de afonía
hasta estas grutas
que han pasado de oscuras a encarnadas
embeberlo en los destilados más secretos
planear bajo el ala de sus resuellos
y  perdernos en  un archipiélago tan  extraño
como estos silencios que se amontonan.

27 may. 2015

uno

Uno piensa que es especial, que nadie podría tener nuestra misma mirada del mundo, la misma percepción de las cosas que la propia, la misma sensibilidad. Cuántos habrán mirado como uno mismo, en cada momento, cuántos mismos gestos, sonrisas, impulsos, se habrán disparado en otros de igual modo, cuántos habrán dicho lo que hemos dicho en cualquier instante, cuántos habrán sentido la impotencia de todos nuestros impotentes instantes, o esa tristeza intensa que hace doler el pecho. Cuántos se habrán guardado las mismas palabras, todas las palabras. Cuánta felicidad igual habrán vivido tantos. Cuántos, al igual que nosotros, se habrán preguntado qué hacen nuestras cosas cuando las dejamos solas.



18 may. 2015

week end

No coges el teléfono en todo el día, no hay  nada urgente para hablar con nadie. Te sientas en el sofá, luego te tumbas, piensas demasiado y decides parar. Meditas, pides al universo, inspiración, dinero, bienestar y un amante divertido y joven. Dormitas un rato.
Bajas a la playa, buscas tu piedra, te das un chapuzón. El agua está fría, pero la salida es sublime.
Pones música, revisas el correo, lees, miras un documental sobre experiencias cercanas a la muerte. Comes algo y bebes una poción mágica. Bailas, te masajeas la cara, espías de tanto en tanto por el balcón para ver si pillas la puesta de la luna.
Otro festivo para estar anclada y mirar el mundo desde dentro, mientras algún turista pasea por ahí fuera. También podrías ir a casa de Nico y pasar el rato mientras las chicas se emborrachan, salir con el grupo a la calle, entrar en un latino del west end y varias veces durante la noche, preguntarte porque no te has quedado en casa escribiendo cursiladas.



10 may. 2015

consciencia

No, no es  muy cómodo toparse  cada mañana con la vida en bruto. Si hemos tenido la fortuna de dormir relajados, por ahí al despertar ni recordamos quienes somos. Tal vez no recordamos porque no lo sabemos, por ahí es el único instante de lucidez del día, el de reconocer que ignoramos rotundamente quiénes somos y para qué estamos aquí. No dura mucho, enseguida empezamos a embadurnarnos con actividades reales, repletas de sentido.  
Si amanecemos al lado de alguien que nos sopla un personaje, quizás ni reparemos en nuestra ignorancia.

21 abr. 2015

ceremonia


Una realidad inhabitable me saca del ensueño
me expulsa a través de una espiral
hacia otra arquitectura de la mente
hacia otras excusas tentadoras
proyectos ruidosos
balbuceos primigenios
deseos dispersos en el éter
sólo importa la arena tibia bajo los pies
cuando ha caído la noche.