16 dic. 2014

luz de luna

Queda tu aroma
efluvios de agua y Japón
un espejismo intenso
que en la penumbra quema
quedan las huellas de tus manos
estampadas en todos los espejos
flotan en el ambiente
los discursos que no se pronunciaron
y algunos de los otros
Ha sido extraño
el paso al estado ondulatorio
ya no importa si la piel se cae
y la memoria se enferma.


1 oct. 2014

quizás un día

Dejarás de perseguir soles, de descubrir pasiones que te salven la vida y permitirás que te duelan los huesos, te tumbarás en el sofá y encenderás la tele. Te deslizarás, como sugiere el oscuro. Mientras tanto, los hombres llegan a tu puerta para que los redimas con tus palabras, para que les espantes los fantasmas o mendigando un abrazo. Mientras tanto, aun te brilla la piel por las mañanas y recoges los dulces que te ofrecen las higueras repletas.

13 sept. 2014

convivencia

Es la hora en que comienza
el solemne vigilar de las gaviotas
después de la frescura del último vuelo
dentro de mí
es la hora en que se agita la otra
la que aún ruge
a las figuras con que inventa tu recuerdo
la que se retuerce envenenada
por  beber tu silencio gota a gota
asimismo es la hora 
en que el jaguar  se despierta
y lame entre mis piernas 
las huellas de tu sombra.


3 ago. 2014

ahí nomás

Estuve en ese punto
donde se teje el universo
se fabrican planetas, se despachan destinos
ahí donde se desglosan los compases de  las risas
embadurné mis piernas con lodos estelares                          
y aprendí que lo único infinito es el vacío
en algún sitio
hay algo lanzado hacia mí como una flecha
que puede tardar eones en llegar
mientras tanto el mar sigue aquí fuera
como dijo el poeta
siempre tan lejos de sí mismo.


6 jul. 2014

pulsos

Mi amigo dice que tiene una cajita con recuerdos
estos míos, en ningún sitio parecen encajar
van moviéndose entre momentos sin tiempo
de arriba abajo por una avenida estrecha
bailando en una nube de rarezas
aspirando el silencio que han dejado las huellas
tampoco sé si son míos los recuerdos
el yo es una invención de la conciencia
No quiero iluminar porque oscurezco 
un águila va remendando las sombras
que se han rasgado
de tanto estar expuestas a los vientos  
sí, estaría bien tener un archivo
para cuando me agita la memoria
y escucho como bullen tus neuronas
allá
donde la vida marcha con ritmo sincopado.

3 jul. 2014

nuevo mundo

Iba pensando en eso de que el yo es una alucinación de la conciencia, cuando alguien que pasó a mi lado me lanzó al oído ¿adónde va tu sombra mientras duermes?  Luego dejé de verlo, no sabría decir si dobló en la esquina, se ocultó detrás de un árbol o se lo ha tragado la mata.
            

27 jun. 2014

harta de..

El circo del fútbol y su despliegue de fortunas obscenas
de la grotesca monarquía y sus lacayos
de los relinchos de Shakira
del miedo a vivir de los hipócritas
de los que miran tele y además de mirarla, se creen lo que les dicen
de los que se asustan del sexo y de la muerte, como si no fueran parte de nuestra naturaleza.

7 jun. 2014

junio, otra vez

Han vuelto los grillos. La sabiduría de la naturaleza se derrama en los campos, en el silencio ya se escuchan los deseos que alimentarán la hoguera de San Juan, los ritos de la verbena se adivinan desde lejos, las cuevas de San José están rebosantes. La música se mete en la vida de todos.
Das un paseo por el sendero de piedras, miras el mar, una pareja de chicas haciendo manitas en el agua, te giras, una pareja de chicos que pasan de la mano, a seguir andando por las piedras, llegas al acantilado, una pareja hetero haciendo el amor en la arena, uf, no sabes para donde tirar sin sentirte una voyeur.
Vuelves y  te topas con los preparativos de una boda en el hotel de al lado, gente que piensa que hay que gritar vivan los novios, qué planeta raro este. Te duchas y bebes bastante agua, comes un poco de mozarela con tomate. Sales al balcón y miras cómo los de la boda siguen emborrachándose, tanto los unos como los otros se rozan furtivamente con la pareja de alguien más, americanas y vestidos largos. Qué libertad la tuya, tan desnuda bajo esta minúscula camiseta, sin que nadie de ahí abajo note lo bien que sientes la piel de la entrepierna, tan suave, tan recién depilada. Si al final, la guinda del pastel eres tú. 
Mañana tendrías que limpiar los cristales. 

4 may. 2014

grietas

El tú y el yo era
un planeta abandonado hacía milenios
huellas de pies descalzos en un santuario helado
¿Cuánto tiempo es mucho tiempo?
¿Cuánto tiempo es poco?
ahora los azahares
duelen en vez de oler
y las espirales del deseo
se entrelazan con el mutismo
mi tierra de sirenas se diluye
en un mapa poblado de crestas blancas
premisas y emociones
una isla melómana me enreda
sin que sobren motivos
Crece la luna
y sangra la memoria.

2 may. 2014

hoy mismo

Vivir sola tiene incontables ventajas, sobre todo la seguridad de que de buena mañana nadie te hará el menor reclamo por nada. Nada, es nada.  Pues hoy fue diferente. Hace un tiempo había acordado algo con una amiga (por decirlo de alguna manera) y ayer he tenido que cancelar el trato, surgieron cosas que me impiden cumplirlo, algo que si bien es para no sentirse feliz, tampoco es para crucificarme, aunque al parecer su percepción de las cosas y la mía son muy dispares. No habían dado las 9 cuando me vi envuelta en todas las recriminaciones posibles, un aluvión telefónico de reproches variopintos, culpas, llantos. Feo, convengamos en que no es la mejor forma de continuar un día, que había empezado maravilloso como siempre, con la rutina de ejercicios y un bañito en el mar.
Salí andando para sacudirme los sermones, me metí en la pelu a pedir una hora para alguno de estos días mientras la luna siga creciente, pero como no había nadie y jamás voy por ahí, me invitaron a quedarme. Me gustó estar sentada un rato con los ojos cerrados, concentrada en montañas lejanas, hasta que llamó el vecino de la planta baja para contarme que alguien había arrollado mi moto y la había dejado despanchurrada en medio de la calle, estaba bastante golpeada y olía a gasolina, él la puso en su sitio. Por suerte, mi vecino. Me da igual la moto, estás cosas ocurren cuando desayunas reproches, qué va a preocuparme eso, si aún tengo el corazón en jirones, ahogado en té, canela y Simply Red.
Había quedado con Elizabeth a mediodía para hacer la clase de noruego en Ritas Cantina. De noruego, hoy no aprendí una palabra, pero bebimos vino y nos reímos como sólo lo hago cuando voy a aquel pueblo de calles de arena, nos despedimos casi tambaleándonos y le prometí ir mañana a su casa a espantar a un fantasma que deja un halo frío a su paso. ¿Por qué Elizabeth y yo seremos tan ermitañas y no saldremos nunca a divertirnos? Por suerte, Ritas Cantina
Por la tarde, mientras estaba trabajando, mi móvil dejó de funcionar, joder, amado universo, tuve que correr a la tienda Orange porque no pude abrirlo. Al volver me crucé con otro vecino de la planta baja que venía sobre patines y  estuvo a punto de aplastarme, mientras me acomodaba la ropa que casi pierdo en la embestida, le agradecí que no me haya roto la cadera. 
Por suerte, la noche.


24 abr. 2014

jet lag

He puesto mi corazón en un mortero y fui agregando cosas, un puñado de nueces, galletas de miel, unas hojas de gingko, mucha canela y después de machacarlo con ganas, lo dejé macerar en té verde. Entre bastidores, cuatro manos jugaban con el aire y dos pares de ojos adormilados trataban de iluminarse en la oscuridad.
He vuelto, después de andar arrastrando los bolsillos por las calles de arena. Han podado los árboles de mi acera y de muy vegetal pasó a estar tan despojada que no sé cómo  proteger esta papilla que traigo dentro de la taza.

Tampoco sé en qué anda metido tu corazón. Nunca lo pregunté, carezco de ciertas curiosidades.

23 abr. 2014

juego

Ella lo buscaba en el campo, él la buscaba en la playa, ella iba a dar vueltas por los alrededores de donde él vivía, él bajaba a las playas cercanas a la casa de ella, pero sin acercarse mucho, como no queriendo cometer brusquedades, ella quería que él la buscara pero suponía que no se le ocurriría salir de su entorno campestre. A veces, por la noche hablaban por teléfono y él le decía que había ido a tumbarse sobre una roca de su vecindario, ella no siempre le decía por donde había deambulado, pero en esas charlas salía a la luz que los dos se andaban buscando, aún así el abismo seguía en medio. Y no es que tuvieran demasiadas ansiedades, más bien la parsimonia resignada de los que saben que las decisiones nunca están en sus manos.

6 feb. 2014

el ser y la nada

Dicen que somos polvo de estrellas, provenientes de una nada creativa. ¿Cómo se explica entonces la sórdida espesura de algunos, el aura de cretinismo que tiñe las calles y los días, será debido a la materia oscura que afirman, predomina en el cosmos? Dicen que la mayor parte de nuestro cuerpo es agua, por eso es imposible retener a nadie en nuestras manos, pero a la vez nos cuesta discurrir  y algunos parecen estanques de podredumbre ¿será por el peso del barro con que dicen fuimos moldeados? Dicen que somos ríos de luz y todos somos Uno y sin embargo muchos llevan una nube negra en lugar de cabeza y muy pocos brillan. ¿De qué material estarán hechas las contradicciones?

27 ene. 2014

dime cómo conduces

Después de muchos años y numerosas evaluaciones, tengo la teoría de que los hombres que se enfurecen cuando conducen, no son buenos en la cama,  dedican a su coche más testosterona que a su propio sexo, mala cosa.  Pero claro, bueno en la cama dicho desde la subjetividad de mi criterio, recuerdo que una vez tuve un romance con el señor X, no duró mucho,  era soso, inconsistente, pero muy guapo y como en el pueblo no abundaban los guapos se lo presenté a Marccela, a ella le pareció un virtuoso en el uso de los dedos, según su gusto tocaba muy bien, bueno le dije, sí, si juzgas por como toca, está bien. También lo de ellos dos fue breve. Un día que estaba en un pub con mi amiga Isis, apareció X y se lo presenté, se enrollaron, atenta al efecto X, al cabo de unos días le pregunté a Isis que le parecía y ella dijo que si bien como amante no era gran cosa, tenía algo. Me he ido por las ramas porque el señor X no tenía coche, cuando un tío con el que he iniciado una relación se pone agresivo al volante, le digo directamente que podría invertir ese caudal hormonal en algo más interesante y me despido.

21 ene. 2014

mochila

Todo aumenta la carga
en la asténica carrera del tiempo
hasta las alegrías                  
la desvergüenza de los mojigatos
las ansiedades previas
las mejillas encendidas por el vino y el sexo
la brevedad del éxtasis
la angustia del después
la ignorancia de los que creen
en poderes ajenos
los amigos que parten dejando
estelas de miedo sobre las camas
las profundas arrugas de la memoria.


18 ene. 2014

brainstorm

La poesía nos vuelve entre otras cosas, más inteligentes y sensibles, según la neurobiología leer buena literatura estimula el cerebro. A la vez, volvernos más conscientes nos impulsa a ver el oscuro panorama que ofrece el mundo que hemos creado con nuestros cerebros básicos, volvernos más reflexivos desnuda nuestra percepción, por lo cual además de ver, oler, palpar y escuchar, sentimos las oleadas de crueldad y locura como dardos clavándose en nuestros millones de poros autoconscientes. A mayor conciencia, más sentimientos, entonces ¿cómo sobrellevar la miseria, la violencia y la estupidez obscena, teniendo los sentimientos hipertrofiados? Quizás la única alternativa sea permanecer encapsulados en este universo de ilusoria armonía.

13 ene. 2014

trayecto

He transitado todas las esperas
ahora un sonido amenaza con quemarme
no quiero pensar más
cambiaría mis neuronas por otras más pasotas
la moto avanza dejando atrás siluetas sin rostro
y callejas pobladas por fantasmas
mis huesos ya no pesan
es posible que me haya convertido en uno de ellos.


5 ene. 2014

limosna

Me conformo con ser
un rumor que se desliza en tu memoria
de mi piel se evaporaron tus miradas
y ya ni sé por dónde flota mi alma
están hoy más presentes que nunca
todas las ausencias
mientras tanto la tormenta ha volado los tiestos
los escuché estrellarse contra el patio vecino
primero fue el geranio
después los pensamientos
de pronto entiendo a todos los poetas borrachos
al alcohol que los ampara de la sombra
lo bueno es que nadie me tiene en sus manos
lo bueno es no participar en ese ejército que anda de aquí para allá
creyendo que hay que llegar a algún sitio.


4 ene. 2014

quietud

Las ondas del silencio pendientes de los árboles
que han sido despojados por los vientos malsanos
la intimidad se ahoga en los nudos de la noche
se mezcla con el vendaval de sombras
la orilla del deseo ha quedado muy lejos
el tiempo ha estado haciendo un buen trabajo
la muerte es esta gota que no para de gritarle al insomnio.



1 ene. 2014

inicio

Con tímido fuegos y ruidos que escapan de algunos edificios para acabar perdiéndose en la humedad de la noche, comienza el año. Brindis de compromiso, deseos ficticios y reuniones impuestas en muchos lugares del mundo, silencios devocionales y festejos impasibles en otros tantos, la vida expandiéndose en infinitas direcciones. Un dilatado universo, en una galaxia ínfima.


abulia

Despierta, deambulando entre las sábanas bebiéndome el silencio con la memoria repleta de tatuajes un rayo de polvo luminoso se instala entr...