21 ene. 2014

mochila

Todo aumenta la carga
en la asténica carrera del tiempo
hasta las alegrías                  
la desvergüenza de los mojigatos
las ansiedades previas
las mejillas encendidas por el vino y el sexo
la brevedad del éxtasis
la angustia del después
la ignorancia de los que creen
en poderes ajenos
los amigos que parten dejando
estelas de miedo sobre las camas
las profundas arrugas de la memoria.


2 comentarios:

  1. Me ha gustado tu mochila pero la última frase la hace rompedora.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. A veces pesan tantos aquellos momentos
    que nada bueno nos dejan...

    me ha gustado tu blog
    gracias por el enlace...seguiré leyéndote

    ResponderEliminar

abulia

Despierta, deambulando entre las sábanas bebiéndome el silencio con la memoria repleta de tatuajes un rayo de polvo luminoso se instala entr...