Follow by Email

Páginas

24 nov. 2013

solipsismo

En un cerebro habito
donde todos son callos
cortezas y cisuras
lóbulos y espinas
ilusiones temporales
moléculas del sueño
donde discurren los misterios
que llamamos consciencia
y giran los sentidos
envueltos en materia densa
bailando una danza eterna
sincopada, feroz.



13 nov. 2013

fractal


Desorden en la cocina, la sala, el baño, dormitorios, no digo nada, no es mi casa. La humedad de la ciudad, el aeropuerto, por suerte vuelvo a la isla. Cuando voy llegando, Gala llama para quejarse porque el novio no bebe de su fuente, dice que cuando ella le pregunta si le da asco, él dice que no, que todo está bien, pero no bebe. Sugiero que, si eso es muy importante para ella, ponga la energía en otro sitio, está tensa por las ganas acumuladas, mientras hablamos, repaso la estantería de la entrada que en una semana ha acumulado polvo, mi mano golpea a la diosa griega que cae estallando en pedazos, amaba a esa estatuilla. Junto los trozos y miro el correo en el móvil (nunca lo hago), el administrador de mi edificio, portador siempre de buenas noticias, me informa que han entrado a robar en mi refugio apocalíptico. Le digo hasta luego a la diosa abundante y tapo el cubo. Ely me llama para tomar un té en la cantina del puerto, tengo media hora, bajo, me cuenta que su niña de 12 años la insulta y rompe cosas cada vez que la despierta para ir al colegio, que cada día llega una hora tarde y ya han llamado de la dirección para recordarle que es un delito no enviar a los hijos al colegio. El móvil otra vez, alguien para pedir una cita, le duele el pecho, ha perdido el deseo y le aterra quedarse a solas con su compañero, llora al pensar en el sexo. Quedamos para mañana, hoy está todo cogido, sigo escuchándola durante un rato, después de haber prestado la oreja a mis amigas durante horas, qué más da. Entro en la ducha mientras me cepillo los dientes, pongo la maleta bajo la cama y tiro la ropa a la lavadora. 
Mis pacientes me dan plantón, la agenda del día ha quedado en blanco. Me consuela pensar que mis problemas sólo son económicos. Un grueso libro cae sobre mi pie al desocupar la mochila, queda hinchado y duele. Hielo.

Tenía en mente escribir una poesía.