8 sept. 2010

el libro del té

Hyajuko paseaba por un bosque en compañía de sus discípulos, cuando una liebre saltó asustada frente a él.
-¿Por qué huye? - preguntó Hyajuko.
- Porque nos tiene miedo - le contestaron.
- No - dijo el maestro - huye porque nosotros tenemos instintos asesinos.
Kakuzo Okakura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

abulia

Despierta, deambulando entre las sábanas bebiéndome el silencio con la memoria repleta de tatuajes un rayo de polvo luminoso se instala entr...