30 abr. 2011

me acuerdo

De las tardes de la adolescencia, perdidas Cynthia y yo, por las calles de Barracas buscando la casa de la calle Isabel la Católica, el misterio y los personajes de "Sobre héroes y tumbas" Luego en la juventud y la madurez, la certeza de que él estaba en su casa de Santos Lugares y en cualquier momento lo visitaríamos, como a un tío cercano y eterno. Otro sitio para no volver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

abulia

Despierta, deambulando entre las sábanas bebiéndome el silencio con la memoria repleta de tatuajes un rayo de polvo luminoso se instala entr...