octubre

Será el otoño o esta tierra llena de rarezas, o que el infinito es algo que no entiendo, como no entiendo el tiempo, las tormentas solares, ni lo que nos perdemos por no estar en todos los sitios.  Y al no tener raíces, sino hilachas desperdigadas por unos cuantos lugares, no sé por dónde andarán tantas emociones perdidas. El viento, aunque no sople, se ha metido en mi sangre y me ha vuelto ligera. Tal vez, hueca.

Comentarios

  1. Ligera, ágil, ciudadana de cualquier parte, curada de pueblerismo... seguramente todo eso sí, pero ¿hueca? De ningún modo, con la cabeza bien amueblada.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Quizá le faltó algo de sol a tu amanecer.

    ResponderEliminar
  3. Eso pasa pronto...

    Dentro de nada te sentirás muy llena y con mucha ilusión.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Como siempre un placer visitarte, no tenemos otra manera que avisar a la gente y por eso vengo a decirte que esperamos que quieras unirte a nuestro reto de Halloween que comienza el día 16 de este mes, sabemos que a veces no se tiene tiempo de pasar por todos los blogs y de otra forma no os enteraríais. Un saludo, el equipo de acompáñame.

    ResponderEliminar
  5. El guardian de Balvanera13 de octubre de 2013, 16:55

    tiempo de maletas...

    ResponderEliminar
  6. vuelve maravillosa criatura:
    te echo de menos.

    ResponderEliminar
  7. ¡Nada de hueca! Tan llena, que no necesitas maletas.
    (Me gustaría que se me ocurrieran las cosas que se te ocurren a ti)
    Besote

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Tan cierto es lo que te digo, que deseando halagarte solo una vez, cuatro sin querer me han salido.

    ResponderEliminar
  12. Gracias por cuatro, Índigo!!!
    Abrazos para tiy todos mis amigos blogueros!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares