cuando no puedo escribirlo

Lo digo o lo aullo
me aferro a las palabras más filosas
y las clavo en tu garganta, en tus oídos
hasta que sangran.

Comentarios

Entradas populares