fragmento 2

....¡Que sencilla es la muerte: que sencilla
pero qué injustamente arrebatada
No sabe andar despacio y acuchilla
cuando menos se espera, su turbia cuchillada.

Tú, el más firme edificio, destruido
tú, el gavilán más alto, desplomado
tú, el más grande rugido
callado, y más callado, y más callado ...

Miguel Hernández, "Elegía primera"

Comentarios

  1. Duerme con el pensamiento de la muerte y levántate con el pensamiento de que la vida es corta.

    Proverbio

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares