querido diario

Los tórridos mediodías generan clarividencia, pensé en la bruja y llamó, hablamos de lo que había pensado que hablaríamos. Recordé cosas de la infancia, estados y sensaciones de claridad y proyección durante las siestas estivales. Luego en el chat
irrumpió mi primo desde muy lejos y me regaló un montoncito de recuerdos.

Comentarios

Entradas populares