obsenidad

Arrebatado por las musas, el emperador Hsuang Tung no se sentaba a la mesa si antes sus cocineros no le hacían un relato completo y colorido de lo que iba a comer. Después, con gran ceremonia y gestos elegantes ( propios de la refinada dinastía Tang ) el monarca apenas probaba un solo bocado de algunos platos, en especial los que tenían zanahoria, a la que atribuía poder reconstituyente. Y si no le quedaba mucha hambre era porque no tenía mucha y porque además nunca le servían menos de ciento cincuenta manjares distintos.
(Abel González " Elogio de la berenjena")

Comentarios

  1. EDITORIAL PORTILLA
    Esta es una editorial sin fines de lucro, las ganancias serán invertidas en la lucha contra la Diabetes. Aquí los escritores podrán publicar sus obras por el Internet y en las cadenas de librerías en los cinco continentes sin costo alguno. Todos los escritores recibirán en 50% de las ganancias por el Internet y el 10% por las ventas en las librerías. Tenemos varias convocatorias para concurso. Visite nuestra página web: www.editorialportilla.com o envíenos un correo a: editorialportilla@hotmail.com

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares