te saco la lengua


La palabra canje siempre me ha sonado horrible. Sin embargo me encantaba verla escrita en las librerías de viejo, será que no me gusta porque me daban una por cada dos, siempre me tocaba llevar una muy ajada a cambio de las mías que entregaba nuevas, leídas y releídas en el lapso de una hora antes de correr a cambiarlas.
Sí me gusta mucho la palabra oportunidad,  que acabo de enterarme tiene un origen náutico. Deriva del latín: opportunitas y aludía a la situación de las naves al entrar a un puerto.

Comentarios

  1. Me encanta la etimología de las palabras. No conocía ésta, gracias. Como canje (y aprovechando la oportunidad), te menciono la de la palabra “broma”, que también se refiere a la navegación, y cuyo origen parece ser proviene de un molusco llamado así, el cual horadaba los cascos de madera de los barcos haciéndolos de navegación pesada. Espero que no la conocieras, porque así el canje habría sido equitativo.

    Pero... ¿Por qué nos sacas la lengua?

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Gracias Atman!! pues no la conocía y me gusta, la historia de broma y nuestro canje.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares