rehén


Hoy el único enemigo es el deseo
las ganas feroces de arrastrarle
desde esa cordillera de afonía
hasta estas grutas
que han pasado de oscuras a encarnadas
embeberlo en los destilados más secretos
planear bajo el ala de sus resuellos
y  perdernos en  un archipiélago tan  extraño
como estos silencios que se amontonan.

Comentarios

  1. Cometer un rapto de amor para que salga la voz en grito y duerma el silencio.
    Me ha gustado mucho tu originalidad, Cuentera.

    Mil besitos de fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, preciosa

    Un abrazo enorme y buen fin de!

    ResponderEliminar
  3. Un hermoso rehén ...imposible dejar de raptarlo cuando se trata de un amor de tal envergadura
    Muy bello poema!!!
    Fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  4. ¿Quien no quiere ser rehén en esas condiciones?
    Con todos nuestros sentidos te dejamos un reconocimiento en nuestro blog
    http://versoscalados.blogspot.com.es/
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares