2 jun. 2010

baudelaire

...y así yo querré una noche
cuando la hora de la voluptuosidad llegue,
hacia los tesoros de tu persona,
como un cobarde, arrastrarme sin miedo
para maltratar tu carne alegre
para magullar tu seno agraciado
y hacer en tu flanco aturdido
una herida larga y profunda
y, vertiginosa dulzura
a través de estos labios nuevos
más fulgurantes y mas bellos
infundirte mi veneno, hermana mía!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

abulia

Despierta, deambulando entre las sábanas bebiéndome el silencio con la memoria repleta de tatuajes un rayo de polvo luminoso se instala entr...