con sabor a lunes

Hoy es sábado, pero mi mente no quiere registrarlo, mi cuerpo corre de un lado para otro con la esperanza de no llegar tarde a ningún sitio, se me caen las cerillas de la caja y me angustia ese imprevisto que hará que el tiempo no me alcance.
No encuentro la tijera ni la llave de la moto. No es martes, día de las brujas, cuando los barruguets suelen esconder las cosas, ni jueves, día de la magia. Entonces ¿quién andará por ahí haciendo desaparecer los días?

Comentarios

  1. Los lunes son el día más esperado y angustiante...

    ResponderEliminar
  2. Y desconcertantes.Gracias por leerme Andrés. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares