24 ene. 2012

absorta

Miro como se refleja la península en esta hora roja del poniente. Denia y su costa se meten en la casa colándose en el horizonte, entre el acantilado y la Conejera. Cosas de un invierno disfrazado de primavera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

abulia

Despierta, deambulando entre las sábanas bebiéndome el silencio con la memoria repleta de tatuajes un rayo de polvo luminoso se instala entr...