19 abr. 2013

perpleja



Estallan los geranios. Los peces saltan encantados de verse reflejados en el agua durante unas milésimas de segundos, los cormoranes bucean y triunfan, las ovejas y las cabras se han reproducido, los antiguos torrentes se han convertido en selvas. Entre tanta exuberancia se disipan las ideas, todo se funde en esa creación perpetua y se va hundiendo como las raíces silenciosas, en la oscuridad de la tierra.
Me he quedado sin palabras


4 comentarios:

  1. Luego, al quedarte sola, como una rara avis entre tanta belleza, ¿no queda sin sentido, por una eternidad de segundos, tu propia existencia?

    ResponderEliminar
  2. Observación, reflexión, prosa poética... la naturaleza de las cosas siempre nos sobrecogen y nos dejan sin palabras.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Abril... es abril. ¿No serás aries?


    bss

    ResponderEliminar

abulia

Despierta, deambulando entre las sábanas bebiéndome el silencio con la memoria repleta de tatuajes un rayo de polvo luminoso se instala entr...