alunada, aliterada


Tardé un rato en darme cuenta de que el insomnio era causado por la luminosidad de la luna que languidecía amarilla sobre una escultura plateada incrustándose sobre el agua.
Mujer de brazos abiertos, lunática creación luminosa, marcando la hora del abrazo, llamando por igual a ángeles y fantasmas, diosas y demonios. Fuente, flama, furiosa obstinación de ocaso en la madrina de todas las madres.

Comentarios

  1. Reflejos de la Luna que auna contraste y opuestos que se complementan como la Vida misma.
    Abrazos y besos.
    ¡¡¡Feliz día de los Libros!!!

    ResponderEliminar
  2. En la vigilia, la luz produce sombras inquietantes que aún nos desvelan mucho más.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. La luna con sus luces y sus sombras siempre camina a la par de nuestros temores y anhelos.
    Saludos desde Tenerife y con este claro de luna he llegado hasta tu espacio, cuando gustes te invito al mio.
    http://gofioconmiel.blogspot.com.es/
    Besos lunáticos.

    ResponderEliminar
  4. Un abrazo a vosotros
    Y felices libros nos acompañen!!

    ResponderEliminar
  5. ¿Esa luna de escarnio y de escarlata
    que es acaso el espejo de la Ira?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares