no me lo invento


Esto de vivir entre iluminados tiene sus cositas. Ayer una de esas chicas que ve  (que en esta isla abundan) me ha dicho, sin venir a cuento y sin que yo le hubiera mostrado el menor interés por sus visiones, que veía un espíritu enganchado a mi espalda. Pues hice como que me sacudía la escápula para alejar al espíritu pelusa y seguí mi camino después de haberle dejado claro que pasaba de su videncia de bolsillo.
Por la tarde tenía trabajo en la clínica, pero no con los pacientes, esta vez era el dueño que estaba contracturado. Es un señor muy alópata, muy pragmático  y que se tensiona con frecuencia. Mientras mis 50 kilos hacían acrobacias sobre sus 120 para dejarlo en condiciones, me dijo que veía muertos entre la gente, esto empezó a ocurrirle desde que tuvo el infarto, pero no eran blancos y transparentes, no, parecían gente viva normal, que andaba por la calle caminando entre otra gente, sólo que tenían la mandíbula caída y la lengua violeta. No es agradable, me dijo. Pues imagino que no.
Hoy me he despertado con cierta molestia en la espalda, la verdad.

Comentarios

  1. Pues yo necesito también algo para la espalda...y no veo muertos ni nada parecido...bueno mucho ladrón de guante blanco

    ResponderEliminar
  2. ....esto da que pensar !
    Que mejore la espalda !! ; )

    ResponderEliminar
  3. Por supuesto que no te lo inventas: se llama sugestión. La mente va mucho más allá de lo que nosotros mismos creemos que le permitimos ir. Y eso hizo la tuya mientras dormías, cuando reina el inconciente y tu racionalidad no está en control. Y te aclaro que yo de iluminada no tengo nada, simplemente soy tan vulnerable al efecto de quienes se plantan como iluminados como lo has sido esta vez tú. Lo de los fantasmas no me lo tragaría, pero tal vez aparecería una figura pálida y flotando en algún sueño... Pero es comprensible que alguien que ha estado tan cerca de la muerte quede tan sensible, pobre gordo.

    Mi consejo es que si puedes controlar tu mente, no le dediques ni un minuto de atención a tu espalda y te rías de la molestia, aunque por experiencia personal sé que no es fácil lograr esa distancia de lo que se siente.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. No me extraña con todos este entorno un poco cargado de ciertas extravagancias.
    Muy buen Post.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Espero que el espíritu sea peso pluma, lo digo por tu espalda, jeje.
    Besos,

    ResponderEliminar
  6. Claro que te lo inventas, el espíritu espaldero eres tú, que por la tarde te transformas en muerto de lengua violeta. La cuestión es hacer la vida imposible a esa pobra humana de 50 kilitos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Tienes una maravillosa forma de contar los hechos, me he divertido. La verdad que has tenido todas ese día. Muy buen post. Un beso grande y buen fin de semana. Lou

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares